Dagoberto Gaínza Pérez, nuestro más popular Santiago Apóstol, acaba de ser proclamado Premio Nacional de Teatro 2021, esta tarde en la Capital.

A sus 81 años, con más medio siglo sobre las tablas, Dagoberto es hoy uno de los actores más felices, porque este galardón, el más importante de las artes escénicas, reconoce una trayectoria artística meritoria, y una constancia y perseverancia poco usuales.

“Tuve el honor de que fuera Fernando Rojas quien me llamara por teléfono. Me preguntó ´¿Ya almorzaste? Bien, entonces te informo que eres Premio Nacional de Teatro 2021´ y escuché el aplauso y las felicitaciones de quienes le acompañaban. Enseguida me llamaron varios artistas, también de Matanzas. Y reconozco que estoy un poco nervioso; aquí a mi lado está mi ´escudero´: Nancy Campos, con quien hemos desandado barrios y comunidades, teatros y salas, para mostrar nuestro arte. En verdad estoy muy contento.”

Al momento de hablar con Dagoberto se encontraban en su hogar, Raulicer García Hierrezuelo, director provincial de Cultura, y otros que fueron a saludarlo. El actor acababa de hablar con Beatriz Johnson Urrutia, Gobernadora en Santiago de Cuba.

La información, dada a conocer en el sitio digital del periódico Trabajadores y firmada por Yuris Nórido, califica a Gaínza Pérez como “uno de los más reconocidos artistas de la escena nacional, que se ha consagrado en su ciudad natal con una obra que se zambulle en la identidad nacional utilizando importantes referentes universales”.

“Estamos muy felices con la noticia”, expresaron directivos y trabajadores del Consejo Provincial de las Artes Escénicas en Santiago de Cuba.

Dagoberto es, sin lugar a duda, una figura incansable de la escena cubana; dirige el grupo A Dos Manos en su ciudad natal, junto a otra tenaz: Nancy Campos.

Con más de 50 puestas en escena y una participación también sobresaliente en el cine, la TV y la radio, y tras su paso por el Conjunto Dramático de Oriente, el Cabildo Teatral Santiago, Calibán Teatro y A Dos Manos, Gaínza muestra una labor digna de elogios que se corresponde con la identificación del artista y la población que le expresa su cariño a cada paso por la ciudad, cuando lo llama ¡Apóstol! A modo de adelanto, entonces, ¡muchas felicidades, Dago!

Escrito por M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón en SIERRAMAESTRA.CU