Surgía la Imprenta Nacional de Cuba el 31 de marzo de 1959, luego del conflicto entre obreros y patronos de los diarios Excelsior y El País.
Su director fue Alejo Carpentier. Su primer título publicado fue El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de la máxima figura de la literatura española Miguel de Cervantes Saavedra, en cuatro volúmenes y con una tirada de 400 000 ejemplares, que se vendieron al módico precio de $0.25.
Tal acontecimiento marcó la pauta de lo que sería el sistema editorial cubano, sin precedentes en la historia de nuestro país. Por eso hoy se celebra el Día del Libro Cubano.