El cambio de inquilino de la Casa
Blanca significa, sin duda alguna, una transformación de las relaciones entre
Cuba y Estados Unidos,
absolutamente dañadas por la
administración del mandatario saliente Donald Trump.

Este aprobó más de 200 medidas
contra Cuba, durante los cuatro años de su mandato,
todas dirigidas a subvertir los adelantos que en materia de relaciones entre ambas naciones impulsó
el gobierno de Barack Obama.

Biden, y su comunión de posiciones políticas con Obama, hacen esperar que dicte resoluciones que faciliten, entre otros aspectos, los vuelos regulares entre los diferentes ciudades de los Estados Unidos hacia todos los aeropuertos cubanos, y el turismo en general, sea a través del reinicio del arribo de cruceros, como de la administración de hoteles por parte de cadenas estadounidenses, y de los viajes de los turistas de ese país en general.

Estos
son algunos de los augurios de los
analistas internacionales,
quienes
ven posibilidades, en primer lugar, en la ampliación de las operaciones aéreas
a las terminales aéreas de otras provincias del país,
que estuvieron
limitadas por Trump en 2019 solo al aeropuerto José Martí de La Habana.

En el caso de los cruceros, no solo
los expertos, también los directivos de las compañías estadounidenses, tienen
esperanzas de que se logre reponer estos viajes
tan demandados
por los ciudadanos estadounidenses y que tan buenos dividendos aportaron a,
entre otras, Carnival, Norwegian y Royal Caribbean, quienes diseñaron rutas muy
populares entre los norteamericanos y sobre todo entre los cubanoamericanos,
entre los cuales sumaron la cifra de
142.721 de pasajeros en sus navíos en el 
primer cuatrimestre de 2019
.

Otro ámbito muy dañado por la
activación del Título III de la Ley Helms-Burton,
por parte de la
administración del magnate inmobiliario Donald Trump, fueron los hoteles cubanos operados por cadenas extranjeras.

Ese apartado de la legislación, da
la posibilidad de que nacionales estadounidenses promuevan una acción en el
sistema judicial de ese país, contra personas y entidades de terceras naciones
que inviertan en Cuba
en propiedades nacionalizadas, y a la par,
otorga autoridad de reclamantes a cubano-americanos que eran ciudadanos cubanos
cuando las propiedades fueron nacionalizadas, lo cual, claro está, contradice
el   Derecho Internacional.

En
virtud de esta brecha jurídica, se
presentaron
25 demandas contra 51
empresas de las cuales el 45, 4 por ciento eran del país norteño,
entre ellas,
Carnival Corporation &PCL, MSC Cruises, Norwegian Cruise y Royal Caribbean
Cruises; las aerolíneas American Airlines y LATAM, y también Booking, Hotels,
Expedia y Orbis; en este sentido fueron afectados igualmente grupos
internacionales como Meliá, de amplia presencia en la mayor de las Antillas.

Las compañías estadounidenses Marriott
y Starwood, tuvieron que retirarse de Cuba,
por mandato del
gobierno liderado por Donald Trump, a pesar de que sus negocios eran prósperos,

El
flamante presidente de los Estado Unidos
de Norteamérica
, tiene ante sí, es conocido, un desafío descomunal, que él
resumió en su discurso de posesión del cargo como   «curar el alma del futuro de la nación»,
pero también debe atender a reclamos, de
la opinión pública internacional acerca de Cuba y el sexagenario bloqueo
económico, comercial y financiero a ella impuesto, y, sobre todo, de las
empresas y comerciantes del país que lidera desde ayer, intereses a los cuales
deberá responder.

La entrada Analista vaticinan que Joe Biden revertirá medidas de Trump contra Cuba se publicó primero en Bienvenidos a Cuba.

Ir a la fuente
Author: Editor_Isa Bienvenidos

Powered by WPeMatico